domingo, 27 de septiembre de 2015

Salir contenta de la peluquería

 
Lo primero que te recomendamos es que busques en Internet o en revistas, ya sea de moda, de corazón o especializadas en peluquería, el corte de pelo o el color que quieres conseguir. Lo mejor, de hecho, es mostrar diferentes imágenes para que el peluquero tenga claro lo que quieres. Eso sí, antes de que proceda con el corte, las mechas o el tinte, deberás preguntarle si crees que el look encajara contigo.
 
 
Si tu objetivo es cortar un poco las puntas, déjaselo bien claro al peluquero antes de que éste coja las tijeras. Piensa que los profesionales de la peluquería saben cuánto deben cortar para sanear la melena y, por eso, muchas veces se pasan de la raya.
 
Por supuesto, en el caso de que quieras sanear el cabello, lo mejor es dejarse guiar por la opinión del experto. Lo bueno es que hoy en día muchos peluqueros suelen ir preguntando a medida que cortan para que luego no haya sorpresas.
 
 
También es importante que a la hora de decirte por un corte de pelo u otro tengas claro si vas a poder dedicarle el tiempo necesario. Así, si apenas dispones de tiempo para peinarte, lo mejor es que se lo comentes al peluquero para que te haga un corte que luego sea sencillo de mantener. Por ejemplo, un cabello cobrizo, requiere muchos cuidados posteriores.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario