domingo, 27 de septiembre de 2015

Champú decapante del color



Hay tintes de fantasía que te dan un toque muy especial, como puede ser el rojo, uno de los más utilizados en todas sus variantes. Pigmentos artificiales que podrán teñir tu pelo con discretos caobas o rojos intensos y muy llamativos.
 
 Colores totalmente artificiales que quedan genial recién aplicados pero que van afeando con los sucesivos lavados. Esto no supone ningún problema para quienes desean mantener ese color, puesto que con retocarlo mensualmente se recupera toda su viveza.
 
El problema llega cuando decides que ya no quieres seguir con el pelo teñido de rojo y te das cuenta de lo difícil que es eliminarlo por completo para volver a tu color natural o a teñirlo en otro tono. La solución más rápida para eliminar un tinte rojo es arrastrar el color con decapantes para el pelo. Estos productos no son decoloraciones, sino que son fórmulas específicas que rompen la molécula de color y barren los pigmentos artificiales existentes.
 
Los decapantes para el pelo se venden en tiendas especializadas en productos de peluquería, no en perfumerías, y también podrás encontrarlos en diversas webs.
 
Es un producto que consta de 2 botes con los que harás una mezcla que lleve la misma cantidad de ambos. Lo aplicarás por la longitud total del cabello y su exposición nunca excederá del tiempo indicado. Si no es suficiente con una aplicación, puedes lavar el pelo y volver a repetir la operación, pero nunca lo dejes más tiempo del recomendado.
 
El resultado no te va a gustar, ya que el pelo no recobra su aspecto natural, sino que se mostrará anaranjado. Esta tonalidad es la base sobre la que después deberás teñirte para conseguir el nuevo tono que deseas.
 
 El nuevo tinte que te pongas ha de ser 2 tonos más claro del que quieres en realidad, ya que esta base tiende a oscurecer tintes posteriores. A pesar de que el decapante no es agresivo, conviene que le des a tu cabello los cuidados básicos de hidratación que siempre necesitan para mostrar un aspecto sano y brillante.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario