martes, 28 de mayo de 2013

Maquillaje en polvo

 
Una fina capa de polvo sobre nuestra base de maquillaje hará que éste nos dure más horas y nos mantendrá ese aspecto fresco que tanto nos gusta. Escoger los polvos adecuados es tan importante como escoger tu base de maquillaje.

Al igual que las bases de maquillaje, los polvos sólo quedan bien cuando son del color adecuado para tu tono de piel:
  • Para la mayoría de la gente, el color de polvo adecuado tiene un subtono amarillo, ya que es el color que aporta calidez a la piel.
  • Los polvos blancos sólo son para aquellas personas que tienen la piel de un tono alabastro.
  • Tener cuidado al escoger polvos que sean translúcidos, porque no son transparentes del todo y pueden aportar un tono cenizo a la piel.


Los polvos compactos son mejores a la hora de realizar retoques en nuestro maquillaje, ya que necesitamos menos cantidad de producto, siendo ideales para llevar encima a todas partes y perfectos para aquellas personas que buscan un look más natural. Los polvos sueltos son más densos y cubren mucho más que los polvos compactos.
No todo el mundo necesita utilizar polvos:
  • Las pieles mixtas los agradecerán más que las pieles secas, ya que los polvos ayudan también a eliminar los brillos del rostro.
  • Las pieles secas sin embargo deben utilizar los polvos para fijar el corrector de debajo de los ojos.
El efecto de los polvos sobre el rostro también dependerá de la técnica de aplicación que utilicemos:
  • Si usamos una borla para aplicar los polvos, conseguiremos un acabado más suave y opaco.
  • Si utilizamos una brocha de polvos conseguiremos un look más natural y transparente. Recuerda que una brocha de polvos limpia te ayudará a retirar el exceso de polvos de tu rostro.

2 comentarios:

  1. Oye no podrias poner maquillaje para morenas que tenemos el cabello rojo. Gracias :$

    ResponderEliminar
  2. Ok, en los próximos días publicaré una entrada de lo que me pides.

    ResponderEliminar